alimentos para el alma

Nuestro cuerpo necesita ser alimentado para vivir, de lo contrario se debilita y sufre. Por eso debemos comer, aunque muchos no lo hacen conscientemente. También nuestro cuerpo necesita ser cuidado, tenemos que dormir y hacer ejercicio para mantenerlo en forma y poder satisfacer nuestras necesidades diarias.

¿Pero qué le pasa al alma?

Sabemos que somos más que un cuerpo: somos conciencia, espíritu, energía, somos alma. Los que perciben que nosotros somos más de un cuerpo físico y que reconocen su alma, saben que también debe ser alimentada y cuidada.

Hay diferentes formas de cuidar nuestra alma, para algunos puede ser una opción para rezar, para otros para meditar, tal vez otros hasta hoy no tienen una rutina establecida como la que ya tienen a la hora de comer o ir al gimnasio.

En Inspirulina tenemos una completa sección dedicada a la espiritualidad, donde se pueden encontrar una gran variedad de artículos relacionados con este tema. Por lo pronto, hemos decidido dejarles algunas ideas de esos “alimentos” que pueden darle a su alma para mantenerla en forma:

Yoga:

La práctica del yoga tiene innumerables beneficios; como la flexibilidad y no sólo para el cuerpo, sino también para la mente. El yoga te ayuda a concentrarte, mejora tu postura, te relaja, te ayuda a dormir mejor, entre otros.

Aromaterapia:

Alivia el estrés, mejora tu estado de ánimo, incluso puede aumentar tu creatividad.

Meditación:

La meditación aporta beneficios tanto físicos como mentales; por ejemplo, ayuda a regular la presión arterial, reduce la ansiedad, aumenta tu energía, te hace sentir feliz, promueve tu paz interior y pensamientos positivos.

Acostúmbrese a leer:

la lectura le ayuda a conocer sus emociones. A través de la lectura puedes conocerte más profundamente, aliviar los malos humores, y ser capaz de hablar con otra persona y discutir diferentes puntos de vista.

Duerme! En varios artículos hemos destacado la importancia de tener un buen sueño reparador. Si no tienes un horario de sueño o no duermes bien, puedes leer este artículo con algunas recomendaciones.

Todas estas son formas efectivas de alimentar su alma y darle afecto, básicamente se trata de alejar los momentos de estrés y angustia, siendo siempre conscientes no sólo de nuestro cuerpo físico sino de nuestro espíritu.